Albistea
Patrocinador Ordizia KE

JUVENIL de HONOR 20-5-17 GRANDES... MUY GRANDES

2017-ko Maiatza-ren 22-a

ORDIZIA 3 - OSTADAR 2 Era la final y jugamos el mejor partido. CAMPEONES

Imagen principal noticia

 La victoria te coloca el primero, como ganas te hace el mejor. Este es el resumen de lo que vimos en la final de campeones de grupo, para subir a la categoría de Liga Vasca. El campo: Zubieta. Los equipos: Ordizia y Ostadar. La afición: Abarrotando el escenario. Los tres elementos crearon una fiesta del futbol base. Los dos conjuntos demostraron porqué habían sido los campeones de su grupo, pero es justo decir que nosotros fuimos un poco más lejos. Es justo decir, que fuimos capaces de aguantar con nuestro juego a que el rival se desgastase y llegase nuestro momento. Lo habíamos visto en otros partidos, como en la segunda parte nos hacemos con el juego manteniendo un físico que a los demás les abandona. En Zubieta pasó igual, pero sumándole seriedad, acierto y dominio del juego. Desde los primeros compases comenzamos creando peligro, Iherai remató en dos ocasiones de cabeza en los primeros cinco minutos. El juego por las bandas (a veces ese gran olvidado) nos daba la superioridad. Y llegó el minuto 9, una falta a nuestro favor al borde del área hizo que nuestra afición visualizase el primer gol. Raúl se acercó al punto de lanzamiento, serio y posiblemente agarrotado por los nervios colocó el balón, la barrera se preparó y sonó el pitido del árbitro entre el silencio que inundaba el campo. En segundo y medio el balón paso de estar reposando en la hierba, a estar en el fondo de la portería rival con otro de sus lanzamientos magistrales, 1-0. El silencio se torno a bullicio y alegría, habíamos dado nuestro primer paso para ser campeones. Cada vez nos hacíamos más dueños del balón y del juego, pero tuvimos dos errores, en los minutos 32 y 37, que el Ostadar supo aprovechar, en esos cinco minutos nos marcaron dos goles que les pusieron por delante, 1-2. Quedaba mucho partido y nuestros chavales eran conscientes de ello. Comenzó la segunda parte y seguimos con nuestro juego esperando sus frutos. El Ostadar se echó para atrás para amarrar el resultado y salir a las contras y porque poco a poco se iba fundiendo. Nos dio el balón y a partir de ese momento el partido fue nuestro, solo hacía falta no cometer errores y marcar, había que marcar. En el minuto 62 lo conseguimos, pero el árbitro anula el gol. Cada vez llegábamos más veces y con más efectivos. Cinco minutos después, aparece en la frontal del área el incombustible Ugaitz, recibe en segunda jugada un balón rechazado de la defensa rival y golpea batiendo al portero del Ostadar, 2-2. Estalla la afición en gritos y cada vez se ve más cerca la victoria. Perfectamente posicionados, moviendo la pelota y desbaratando los intentos del Ostadar, seguíamos apretando. Nuestro rival se quitaba el balón de encima entregándonoslo y volvíamos al ataque. En el minuto 80, en uno de los barullos que hubo en el área llegó el premio. La puntita de la bota de Murua apareció como tantas veces aparece para romper el juego del rival, esta vez era para empujar un balón perdido, esta vez era para darnos la victoria, para hacernos campeones, 3-2. De aquí hasta el final el Ostadar se echó a la desesperada a buscar el empate, creándonos peligro durante unos minutos. Lo supimos defender y ya no hubo fallos. Tras cuatro minutos de descuento llegó el pitido final, los brazos del Ordizia mirando al cielo, las cabezas del Ostadar al suelo, la cara y cruz del futbol. En el marcador uno gana y el otro pierde, pero los dos equipos fueron campeones en deportividad y respeto al rival, en entrega y ansias de ganar a través solo del juego. Fue una final en la que el futbol se hizo un poco más grande.

SE ACABÒ: Sí, se acabó la temporada. Qué lejos estaba este momento cuando empezábamos, que lejos quedaban los sueños por cumplir y qué difícil parecía todo por realizar. Ahora estamos en la “gloria”, hemos conseguido todo lo soñado, somos admirados y respetados y la próxima temporada jugaremos contra los grandes, de tú a tú, porque nos merecemos estar ahí. No ha sido fácil, ha sido largo y complicado, hemos sufrido y hemos gozado, pero este cúmulo de sensaciones es lo que hace grande a este deporte. Un deporte donde 25 personas diferentes entre sí deben unir sus ilusiones, sus esfuerzos, olvidarse de sus diferencias y vestirse de igual manera para parecer un solo jugador, porque el mejor jugador siempre es el equipo. Vosotros lo habéis demostrado, tras 31 partidos en vuestras piernas, cabeza y corazón sois CAMPEONES. Gracias, mil gracias por lo que nos habéis hecho vivir a esta afición que siempre ha estado con vosotros, gracias Javi, Joselu y Josetxo por saber “conducir” este equipo y por haber sido capaces de aprovechar al máximo su potencial. Ahora toca descansar y disfrutar el día 10 de junio en el broche de oro que se pondrá a la temporada durante la comida del Club. Cuando os aplaudan sentiros orgullosos y recordad para siempre el paso que disteis hoy. La temporada que viene nos veremos por esos campos esperando nuevos triunfos. ¡¡¡ZORIONAK!!!

Para ver las fotografías del partido, usar el enlace que está más abajo.

https://goo.gl/photos/5eoYAT2mBD28pUUy5


Iruzkinik ez


Saioa hasi


Itzuli Albisteak